La impaciencia no sirve para nada


Querer acelerar el ritmo de los acontecimientos es una distorsión de nuestra mente. La clave para cambiar consiste en aprender a disfrutar el momento presente.

Me gusta que las cosas sucedan cuando yo quiero”. “Odio que me hagan perder el tiempo”. “Mándame el informe urgentemente”. “¡Hay que ver qué lenta es la gente!”. “Ya va siendo hora de que cambien las cosas”. “¡Date prisa, que llegamos tarde!”. “¡Lo necesito ahora mismo!”. “¿Por qué no me ha llamado todavía?”. “¡Me muero por que sea viernes!”. “No soporto que me hagan esperar”.

Una lección para personas nerviosas y con ansiedad.

Seguir leyendo en este enlace:

Fuente:
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/impaciencia/sirve/nada/elpepusoc/20091219elpepusoc_3/Tes

Anuncios
Categorías: Psicología, Meditación y Moralidad. | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Tamiz

Si no eres parte de la solución, eres parte del precipitado.

Natalia Gómez del Pozuelo

Descubre tu potencial de comunicación

AutoADHOC

Novedades y noticias del mundo del motor

Hipertextual

La intersección de la tecnología, la ciencia y las humanidades

A %d blogueros les gusta esto: